viernes, 8 de marzo de 2013

La perfecta imperfección

Y es que, quién quiere ser perfecta?

Me ha encantado la iniciativa de un grupo de chicas creando el grupo "MujeresImperfectas". Así se definen ellas: "La Asociación de Mujeres Imperfectas es un grupo de mujeres que nos hemos dado cuenta de la absurda presión que supone intentar ser PERFECTA".

En primer lugar: Que es ser una mujer perfecta? Y que nos hace querer ser perfectas?
Como bien os imaginareis una mujer perfecta es aquella que hace de todo y además a la perfección. Aparte de estar siempre guapísima y cuidarse mucho, cuida su casa, su familia, cocina, es sana y hace ejercicio, es una gran profesional, se preocupa por tod@s a su alrededor, y no se olvida de ningún detalle. Pero, será todo producto del marketing a nivel mundial, o será genético. Tras mi rifi-rafe personal intuyo que hay un poco de cada. Ajenas a nuestra voluntad, y sin darnos cuenta, tenemos ese instinto protector por naturaleza y queremos estar encima de todo.
Así que cuidado! Seamos conscientes de que venimos al mundo con este "gen" y tengámoslo en cuenta. Porque cuando el "gen" no esta al descubierto no somos capaces de pensar objetivamente. Y sin darnos cuenta nos vamos alejando de lo que nos hace feliz a nosotras mismas como persona (y no como madre, hija, abuela, esposa, pareja, tía, o lo que sea).

Una vez que te das cuenta de que este "gen" existe en tu interior, es como re-descubrirse a una misma. Y no es broma!

En segundo lugar: el machismo y los micro-machismos. En su término global, el machismo esta desapareciendo pero no deja de estar ahí. Todavía queda mucho por andar en este sentido ya que en cada esquina es fácil encontrarse con los llamados micro-machismos, que por otro lado son mucho más difíciles de descifrar.

Me llamó la atención un articulo que leí sobre la serie americana "Girls" en el que hacen mención al enorme impacto que tuvo un capítulo porque la protagonista (que no tiene un cuerpo diez, ni una cara de anuncio) se lía con un chico diez (cuerpazo, buen trabajo, casa de lujo). Autentico furor el que se formó en twitter, con mensajitos como: "en la vida real él nunca se liaría con ella", "su mujer seguro que no tiene una talla 14". Qué triste, la verdad! Esta claro que la envidia es delatadora. Me puedo imaginar lo que ocurriría en un caso real.
Únicamente hay que fijarse en detalles cotidianos para darse cuenta de que vivimos rodeados de micro-machismos.
Ya puestos, otro ejemplo. El anuncio de los almacenes Harvey Nichols de Londres para las navidades 2011 que causó gran revuelo. Su eslogan era "Avoid the walk of shame" que traducido significa "evita el paseo de la vergüenza". En el vídeo aparecen mujeres que vuelven a su casa por la mañana después supuestamente haber dormido con alguien y con la ropa de la noche anterior. Vamos!

Y en gran parte la culpa de esto la tenemos las mujeres. Si! Sino, por qué somos nosotras las que casi siempre reducimos la jornada laboral cuando tenemos el primer hijo? Por qué seguimos siendo las que mas cambiamos nuestros hábitos cuando nos enamoramos? Por qué a nosotras nunca se nos puede olvidar tener la merienda preparada para nuestros hijos? Por qué cuando sacan una cerveza y una coca cola, siempre le sirven la cerveza al hombre? Cómo me enciende esto último, con lo que a mí me gusta la cerveza! Sólo conseguiremos destruir pasito a pasito estos micro-machismos siendo más imperfectas. Por eso me encanta la causa.

Y en tercer lugar: una guía para volverse imperfecta (según mis criterios)
Hay que atacar a la raíz del problema. Empecemos por pensar un poco en nosotras, en nuestras necesidades. Seamos un poco egoístas, que aunque vaya en contra de la naturaleza de muchas mujeres, os aseguro que es posible, y que sienta de maravilla. Una vez conseguido esto, mirémonos desde el exterior y veamos si nos agrada la persona que vemos. Porque lo mas importante es poder ser la persona que queremos ser, más allá de cualquier estereotipo, y estar a gusto con lo que somos. Y si hay que cambiar, se cambia. Pero sólo con en consenso de nuestro yo.
Y si un día no quieres cocinar, pues cada cual que se las arregle! O si cocinar no es lo tuyo, que aprenda otra persona. O si no quieres maquillarte, no lo hagas. O si quieres estar monísima en tu casa, ponte monísima. O si lo que quieres es gritar, pues grita. Lo importante es no callarse. Y no dejar de ser tu misma.
Solo empezaras a ser imperfecta cuando te des cuenta de la cantidad de "perfectas" que ves. Y querrás mostrar tu imperfección sin pudor, sin estigmas, y sobre todo sin miedo. 

by k4keltze

No hay comentarios:

Publicar un comentario