viernes, 3 de mayo de 2013

Oh no! Llega el día de la madre!

Analicemos el concepto

¿Qué es lo primero que le viene a uno a la cabeza cuando se le dice que llega el día de la madre? Quedar bien con la suya, claro! Mal, mal ,mal. Una madre sabe si se tiene un detalle para quedar bien o si realmente quieres de alguna forma agradecerle lo que se te olvida agradecerle a diario.

Personalmente nunca me había atraído el día de la madre, más que nada por su afán meramente comercial. Aunque es verdad que se siente una especie de necesidad o culpabilidad si no muestras un mínimo de interés o detalle.  Cómo nos envenenan los medios!
oh no! el dia de la madre! by k4keltze bags
Y desde que soy madre me repugna aún más este día en especial. Ya no sólo por lo comercial sino por la superficialidad con que nos muestran como deberíamos apreciar a una madre. Y analizándolo aún más, me repugna la diferencia entre el concepto general del día de la madre y la del día del padre.

Quizás me equivoque, que lo hago a menudo, pero la percepción que una gran mayoría tiene del día del padre, es una especie de: "hay que alabar a la gran figura de Padre, por el puro hecho de ser padre". Y la percepción del día de la madre es: "pobre madre. A ver si en el día de la madre, descansa y se cuida un poco....que hace una gran labor"
Vamos, que mi sensación es, que Olé al padre que ha puesto su semillita, y Olé a la madre que desde ese día en que el padre plantó la semillita se lo curra día a día. O no?!

Cambiemos el concepto

Propongo un cambio de medidas urgente. Y esta es mi propuesta para el día de la madre que se presenta este domingo. A todas las madres: levantad el dedo medio a todo aquello creáis que se os ha impuesto por el hecho de ser madres y cambiad las costumbres!
Sería una revolución hacia la igualdad si todas las madres se propusieran realmente ser apreciadas! Imagináis lo que ocurriría, si este domingo todas las madres se despertaran y dijesen a sus familias:
"A partir de hoy, vuestro concepto de madre va a cambiar. Desde hoy, las labores en casa son compartidas (sin discriminación de sexo, ni edad). Desde hoy, mi tiempo es mi tiempo y no el de todos. Desde hoy, el que ensucia, limpia y el que tira, recoge. Desde hoy, soy persona además de madre. Desde hoy, enseñaré a mis hijos a ser personas, ya sean chicos o chicas. Y desde hoy, os vais a enterar lo que vale una madre! (risas, que tampoco se trata de asustar al personal)"

"Ah! Se me olvidaba! Y cuando esté en el baño haciendo mis necesidades, ni se os ocurra llamarme ni venir a contarme vuestros problemas. Que ya os he dicho que mi tiempo es mi tiempo, y mis momentos son mis momentos (aunque vaya sin revista)"

Ser madre y ser padre es mucho más que estar genéticamente ligado a una persona. Y lo siento mucho señores pero no hay más que echar un ojo a nuestro alrededor para darse cuenta de que no abundan las excepciones. Si, me refiero a los que piensan que con plantar la semillita ya esta todo hecho.
He visto excepciones, y sin duda las hay, pero debería ser habitual.

Esta en nuestras manos cambiar este concepto básico que iremos trasladando a nuestros descendientes. Y sobretodo en manos de la mayoría de las madres que se autoimponen labores y responsabilidades por el puro hecho de ser madres. Pues bien es sabido que las madres, por naturaleza dan mucho mas de lo que reciben sin buscar nada a cambio.
Así que madres! Pensar un poquito en vosotras! Ser un poquito egoístas (aunque os cueste) y veréis como se nos aprecia más en el día a día, y no solo en el día de la madre!
A ponerse guapas y repartir responsabilidades!

by k4keltze


No hay comentarios:

Publicar un comentario